La energía solar térmica es una de las energías renovables más en apogeo hasta ahora. Mas pocos conocen cómo funciona. Por eso, vamos a contarte hoy de qué forma funciona esta energía y para qué se emplea.

¿Qué es la energía solar térmica?
La energía solar térmica es un tipo de energía renovable y limpia que consiste en aprovechar la energía del sol para generar electricidad. No debemos confundir esta con la energía fotovoltaica, que es la que emplea las placas solares para captar los rayos del sol y convertirlos en energía.

¿De qué manera marcha la energía solar térmica?
A diferencia de las placas solares empleadas en la energía fotovoltaica para producir electricidad desde los fotones de luz que se hallan en la radiación solar, esta energía aprovecha dicha radiación para calentar un fluido. Cuando los rayos de sol inciden sobre el fluido, lo calienta y se puede usar este fluido caliente para distintos usos.

¿Qué componentes tiene una instalación térmica?
Son muchos los componentes que tiene una instalación térmica y te vamos a contar por encima cuáles son:

El captador o panel solar el que nada tiene que ver con los de la energía fotovoltaica. Este nos permiten captar la radiación solar para empezar a calentar el fluido que circula dentro de ellos.Circuito hidráulico: Se trata de las tuberías que componen el circuito donde transportaremos el fluido caloportador.
Intercambiador de calor: El intercambiador de calor cede la energía captada por el sol al agua.
Acumulador: Son depósitos que tienen la capacidad y el asilamiento preciso para evitar las pérdidas de energía y sostener el agua caliente en todo instante.
Bombas de circulación: Para llevar el fluido de un sitio a otro.
Energía auxiliar: sistema de apoyo que calienta el agua y que es plenamente independiente del sistema solar.
Bien sabes de qué forma marcha la energía solar térmica y de qué está compuesta una instalación térmica.